vidas

  • I. Sáenz de Ugarte: «Todo lo que debemos a Chelsea Manning»

    ¿Qué debemos a Manning? Entregó a WikiLeaks vídeos de operaciones militares en Irak y Afganistán que demostraban la comisión de crímenes de guerra. El más conocido es el que WikiLeaks difundió con el título Collateral Murder . . .

    Esa filtración trazó una imagen de la guerra que ninguna propaganda pudo borrar después. Demostraron el horror que Irak había sufrido desde la invasión de 2003 y constituyeron la principal prueba documental del desastre ocasionado.

    Manning también entregó 250.000 copias de telegramas diplomáticos enviados por las embajadas de EEUU en todo el mundo. Ese archivo es ya indispensable para conocer la historia de esos años . . . La lista es interminable . . . El espionaje norteamericano en Naciones Unidas . . . Las presiones de EEUU a los países europeos, negadas por esos gobiernos, para que aceptaran los transgénicos y lucharan contra la piratería digital . . . Cómo el Gobierno de Zapatero se comprometió a hacer todo lo posible para poner fin a la investigación judicial en España del ataque . . . en el que murió José Couso . . .

    Mentiras, medias verdades y propaganda fueron anuladas por la información conseguida gracias a Chelsea Manning . . . El precio que ha tenido que pagar . . . es inmenso, como lo es la deuda que todos tenemos con ella.

    Iñigo Sáenz de Ugarte: «Todo lo que debemos a Chelsea Manning», en eldiario.es ; Madrid : Diario de Prensa Digital, 2017-01-18 (extr. La Litera información)

  • Violetas, con valor y de Binéfar

    Las cuatro autoras de 'El valor del violeta' (foto Imma Gracia)

    Hace unos días os contábamos que «Cuatro alumnas de bachillerato ganan el I Concurso de Cortos contra el Machismo convocado en Binéfar». Ahora las autoras del cortometraje nos han contestado por escrito a unas preguntas.

  • F. Beaugé: «No todas las estadounidenses se llaman Hillary Clinton»

    Sólo hay cuatro países en el mundo sin baja laboral por maternidad: Swazilandia, Lesoto, Papúa Nueva Guinea y... Estados Unidos . . .

    «La guardería es carísima, y el sistema escolar [la escuela pública no los acoge hasta los 5 años] está hecho de manera que uno de los padres tiene que quedarse en casa . . . Aquí se llenan la boca con los valores familiares, pero no los defienden.» . . .

    Las cifras de violencia son terriblemente elocuentes: «Una de cada cinco mujeres en Estados Unidos ha sido violada, y una de cada cuatro sufre agresiones físicas por parte de su pareja», indica Meghan Rhoad, responsable de derechos de las mujeres en Human Rights Watch.

    Florence Beaugé: «Toutes les Américaines ne s’appellent pas Hillary Clinton» en Le Monde diplomatique, novembre 2016 (extr. y trad. La Litera información)

  • F. Beaugé, « Toutes les Américaines ne s’appellent pas Hillary Clinton »

    Quatre pays seulement ne garantissent pas de congé maternité payé : le Swaziland, le Lesotho, la Papouasie-Nouvelle-Guinée et... les États-Unis . . .

    « Le jardin d’enfants privé est ruineux, et le système scolaire [l’école publique ne les accueille qu’à partir de 5 ans] est fait de telle sorte que l’un des parents doit rester à la maison . . . Ici, on célèbre sans relâche les valeurs familiales, mais on ne les défend pas. » . . .

    Les chiffres de la violence sont terriblement éloquents : « Une femme sur cinq est violée aux États-Unis, et une sur quatre est physiquement violentée par son partenaire », indique Mme Meghan Rhoad, responsable des droits des femmes au sein de Human Rights Watch.

    Florence Beaugé, « Toutes les Américaines ne s’appellent pas Hillary Clinton » dans Le Monde diplomatique, novembre 2016 (extr. La Litera información)

  • Poques preguntes

    En Joni D., autor d'arrels lliteranes que va presentar no fa gaire a Tamarit el seu llibre La Torre de la Serra, estava per aquí de nou. Vam xerrar una estona i, amb retalls de la conversa, hem fet una conversa que hauria pogut ser.

  • Campo de trabajo en San Esteban de Litera

    Ana (izq.), Gonzalo y Lucía.

    Veinte chicos y chicas de toda España han participado, entre el 24 de julio y el 7 de agosto, en el campo de trabajo de San Esteban de Litera recuperando un horno de yeso.

    Desde La Litera información hemos ido a hacerles una entrevista y hemos hablado con Ana (16 años, Granada), Gonzalo (16, Zaragoza) y Lucía (17, Logroño).

  • Los otros motines de la Litera

    A raíz de la publicación en la revista Littera, editada por el CELLIT, de un estudio sobre el motín ocurrido en Binéfar en octubre de 19161, parece conveniente remarcar que no se trató de un hecho aislado. Los literanos supieron protagonizar distintas acciones de protesta social en las postrimerías del siglo XIX y primeros años del XX, antes de que los partidos políticos y sindicatos de ideología obrera impusieran formas de protesta «modernas», propias de sociedades industrializadas.

  • ¡Estamos hartas!

    Nada. No sentimos nada. Sentimos la ausencia de dolor, la ausencia de rabia e indignación.

  • Documental sobre el Brigadista Internacional localizado en San Esteban de Litera

    hendric kloostra

    El documental se proyectará mañana jueves a las 22:30 h en la terraza del bar "El Aljibe" de Binéfar

  • Impresionante despliege policial en Tamarite

    Despliegue policial ante Estudio 81

    Al menos cinco dotaciones de la Guardia Civil han intervenido en una operación policial en el Paseo del Hortaz de Tamarite.

Página 1 de 2

La monogamia es el único pacto social, junto con el patriotismo (la otra gran forma de monogamia) que es intocable, incuestionable. Hemos dejado de creer en dios, en el capital, en el patriarcado y en los telediarios. Nos hemos cargado la virginidad obligatoria, el matrimonio obligatorio y la heterosexualidad obligatoria . . . pero al llegar a casa acabamos refugiadas en el esquema conocido de siempre: una cosa es ser liberal y otra cosa muy distinta es ser cornuda . . .

. . . si nuestro amour nos pidiese dejar de hablar con los demás de por vida nos parecería aberrante y saltarían todas las alarmas del maltrato. Pero al tiempo que pensamos el amor como un sentimiento exclusivo, pensamos el sexo más como un vicio que como una parte esencial del ser, necesaria y constituyente de la vida. Por eso cuesta tanto reivindicar y defender la diversificación sexual . . .

El cambio de paradigma que propone la ruptura de la monogamia obligatoria no es la banalización definitiva de los amores, sino todo lo contrario: el compromiso final, el que late en el fondo de los compromisos políticos, ideológicos y sociales, pero que es bastante más jodido, bastante menos vistoso y bastante más arriesgado.

Brigitte Vasallo: «Romper la monogamia como apuesta política», en pikaramagazine.com ; Bilbao : EME Komunikazioa, 2013-03-22 (extr. La Litera información)

0
0
0
s2smodern