Oriente Próximo

  • S. Demirtaş: El hombre que se cree un sultán

    En su afán de poder, el presidente turco ha lanzado una caza de brujas contra sus oponentes . . . [Desde el verano de 2015] se desencadena una vez más la guerra de facto contra las ciudades kurdas . . .

    El espacio dedicado a la vida democrática se va reduciendo fatalmente a medida que se amordazan las voces de la oposición. Quienes detentan el poder instauran un régimen cada vez más autoritario para estrechar su control y perpetuar su reinado. Tal es la situación actual en Turquía.

    Y mientras tanto ¿qué hacen las instituciones europeas? Seguimos esperando que formulen una condena mínimamente firme y audible . . . Las organizaciones internacionales tampoco se lucen: después de tres meses de marear la perdiz, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU ha pedido a Ankara que se cree una comisión de investigación independiente sobre la matanza de Cizre. Sin embargo no se han tomado medidas concretas para conminar a Turquía a respetar los tratados internacionales de los cuales es signataria [CEDH, ICCPR].

    Selahattin Demirtaş, « L’homme qui se prend pour un sultan » in Le Monde diplomatique, julio 2016 (extr. y trad. La Litera información)

  • S. Demirtaş, « L’homme qui se prend pour un sultan »

    Dans sa soif croissante de pouvoir, le président turc a lancé une chasse aux sorcières contre ses opposants . . . [Depuis l'été 2015] une guerre de facto, aux conséquences funestes, se déchaîne une fois encore contre les villes kurdes . . .

    L’espace dévolu à la vie démocratique se réduit comme peau de chagrin à mesure que l’on muselle les voix de l’opposition. Les détenteurs du pouvoir instaurent un régime de plus en plus autoritaire pour resserrer leur contrôle et perpétuer leur règne. Telle est la situation en Turquie aujourd’hui.

    Et, pendant ce temps, que font les institutions européennes ? On attend toujours qu’elles expriment une condamnation un tant soit peu ferme et audible . . . Les organisations internationales ne font guère mieux : après trois mois de tergiversations, le Haut-Commissariat des Nations unies aux droits de l’homme a appelé Ankara à créer une commission d’enquête indépendante sur les tueries de Cizre. Aucune mesure concrète n’a en revanche été prévue pour enjoindre à la Turquie de respecter les traités internationaux dont elle est signataire [CEDH, PIDCP].

    Selahattin Demirtaş, « L’homme qui se prend pour un sultan » in Le Monde diplomatique, juillet 2016 (extr. La Litera información)

  • Cruz Roja hace un llamamiento para ayudar a Palestina

    medialunarojaayudapalestina

  • Comunicado del PCPE sobre Palestina

    cjc israel

El Aljilbe, bar restaurante, Binéfar
Tamborrada 2017

“Barbijaputa ya sé dónde vives, y voy a ir a asesinarte destrozándote el vientre a cuchilladas, feminazi de mierda!”. Esta frase, que puede parecer excepcionalmente dura, la recibí el otro día en mi buzón de correos . . . Lo alarmante no es ya tanto que la recibiera sino, más bien, darme cuenta de que estoy tan habituada a mensajes así que seguí desayunando . . .

Y no pasa nada. El activismo feminista está perseguido de esta manera por hombres que se saben completamente impunes, sin que absolutamente nadie le preste atención. La policía y la fiscalía, por su parte, sólo trabajan de oficio en las redes para buscar a personas que estén haciendo chistes sobre Carrero Blanco o ETA.

. . . muchos de esos hombres que . . . piensan que las feministas odiamos a los hombres por el simple hecho de ser hombres . . . sin informarse por sí mismos, sin leer jamás un libro feminista, sin saber realmente de qué va todo esto y qué reclamamos . . . se escandalizarían de las amenazas que luego sufrimos, sin saber que son colaboradores necesarios de esos acosadores.

. . . Unos prefieren la indiferencia y la ignorancia para hacernos desaparecer –si no de la sociedad al menos de su pensamiento–; otros atacan, insultan o se mofan; pero como en toda pirámide de violencia, en la cúspide están los agresores. Y todos los antifeministas tienen que entender que sin la base que ellos conforman, esa cúspide no existiría y las feministas no seríamos la diana de este acoso tan sangrante como normalizado.

Barbijaputa: «Libertad de persecución», en  eldiario.es ; Madrid : Diario de Prensa Digital, 2017-03-23 (extr. La Litera información)