recortes de prensa

  • O. Cachard: «Ondas electromagnéticas, contaminación invisible»

    La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (CIRC/IARC) ha clasificado los campos electromagnéticos de microondas (telefonía móvil, wifi, Bluetooth...) en la categoría de «posiblemente carcinógenos para los seres humanos» . . . De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) hay indicios de relación entre la exposición a largo plazo a las ondas electromagnéticas y algunos cánceres . . . Otros estudios ya habían indicado una relación entre la exposición a largo plazo a los campos eléctricos de baja frecuencia de las líneas de alta tensión y la aparición de tumores malignos . . .

    Uno de los obstáculos que frenan la formación de un consenso sobre la nocividad de las ondas electromagnéticas son los conflictos de intereses que afectan a la investigación denominada «básica» . . . Lo atestigua el escaso número de estudios sobre los efectos biológicos de la exposición a largo plazo, que son potencialmente los más graves, en contraste con el efecto térmico de la exposición a corto plazo . . .

    Olivier Cachard: «Ondes magnétiques, une pollution invisible», en Le Monde diplomatique, febrero 2017 (extr. y trad. La Litera información)

  • O. Cachard, « Ondes magnétiques, une pollution invisible »

    Le Centre international de recherche sur le cancer (CIRC) a classé les champs électromagnétiques hyperfréquences (téléphonie, liaisons radio type Wi-Fi ou Bluetooth) dans la catégorie « peut-être cancérigènes pour l’homme » . . . Selon l’Organisation mondiale de la santé (OMS), il existe des signes d’un lien entre une exposition de longue durée aux ondes électromagnétiques et certains cancers . . . D’autres études avaient auparavant montré un lien entre l’exposition de longue durée aux champs électriques basses fréquences des lignes à haute tension et l’apparition d’une tumeur maligne . . .

    [Un des] obstacles [qui] ralentissent l’émergence d’un consensus sur la nocivité des ondes électromagnétiques [sont] les conflits d’intérêts qui entachent la recherche dite « fondamentale » . . . En témoigne le très faible nombre d’études consacrées aux effets biologiques de l’exposition de longue durée, qui sont potentiellement les plus sérieux, par contraste avec l’effet thermique de l’exposition de courte durée . . .

    Olivier Cachard, « Ondes magnétiques, une pollution invisible », dans Le Monde diplomatique, février 2017 (extr. La Litera información)

  • I. Molina: «May y el Brexit: puño de seda con guante de hierro»

    Londres ha decidido romper todos los lazos institucionales con la UE (las cuatro libertades comunitarias, la jurisdicción del Tribunal de Justicia y las aportaciones al Presupuesto europeo) y . . . el futuro tendrá que resolverse negociando ámbito a ámbito . . . No ha faltado el tabloide superventas que abre en portada calificando [a Theresa May] de nueva “dama de hierro” . . .

    Si las relaciones se enconan, las bazas negociadoras que tiene Londres son bastante limitadas . . . Además, . . . Londres estaría ayudando de forma impagable a la otra parte . . . al enfadar a los 27 y alejar por tanto el fantasma de la fragmentación, la tradicional vulnerabilidad europea . . .

    Es inimaginable un desenlace a largo plazo que no sea el de una estrecha relación entre ambas partes . . . Por lo que respecta al corto y medio plazo, . . . cuando se trata de la “transición ordenada” en el terreno económico surgen las tensiones y los nervios . . .

    El Reino Unido empezó a enseñar . . . sus cartas, pero la partida . . . tiene dos jugadores y uno de ellos tiene mejor baza y menos prisas.

    Ignacio Molina: «May y el Brexit: puño de seda con guante de hierro» [Comentario Elcano 3/2017], en realinstitutoelcano.org ; Madrid : Fundación Real Instituto Elcano de Estudios Internacionales y Estratégicos, 2017-01-18 (extr. La Litera información)

  • I. Sáenz de Ugarte: «Todo lo que debemos a Chelsea Manning»

    ¿Qué debemos a Manning? Entregó a WikiLeaks vídeos de operaciones militares en Irak y Afganistán que demostraban la comisión de crímenes de guerra. El más conocido es el que WikiLeaks difundió con el título Collateral Murder . . .

    Esa filtración trazó una imagen de la guerra que ninguna propaganda pudo borrar después. Demostraron el horror que Irak había sufrido desde la invasión de 2003 y constituyeron la principal prueba documental del desastre ocasionado.

    Manning también entregó 250.000 copias de telegramas diplomáticos enviados por las embajadas de EEUU en todo el mundo. Ese archivo es ya indispensable para conocer la historia de esos años . . . La lista es interminable . . . El espionaje norteamericano en Naciones Unidas . . . Las presiones de EEUU a los países europeos, negadas por esos gobiernos, para que aceptaran los transgénicos y lucharan contra la piratería digital . . . Cómo el Gobierno de Zapatero se comprometió a hacer todo lo posible para poner fin a la investigación judicial en España del ataque . . . en el que murió José Couso . . .

    Mentiras, medias verdades y propaganda fueron anuladas por la información conseguida gracias a Chelsea Manning . . . El precio que ha tenido que pagar . . . es inmenso, como lo es la deuda que todos tenemos con ella.

    Iñigo Sáenz de Ugarte: «Todo lo que debemos a Chelsea Manning», en eldiario.es ; Madrid : Diario de Prensa Digital, 2017-01-18 (extr. La Litera información)

  • Seminari Taifa: «Repite, reitera, recalca, remarca»

    Cuando se trata del café o el chocolate, es el consumidor quien debe elegir las marcas de comercio justo. Cuando la cuestión es la explotación en países asiáticos de productoras de ropa o juguetes, es de nuevo el consumidor quien debe buscar productos fabricados en el propio país. El mismo consumidor que debe mirar que el coltan de su móvil se haya obtenido, presuntamente, de forma lícita . . .

    Posiblemente, todo el mundo tiene claro qué quiere decir ser consumidor. Sin embargo, ser ciudadano ¿tenemos claro lo que significa? Seguramente no, por eso dejamos que nos traten como consumidores.

    . . . pensar que el individuo es todopoderoso y que, a partir de su actuación individual, puede ayudar al planeta, al tercer mundo o auto-ayudarse a sí mismo, es tan moderno como engañoso. Cualquier persona necesita a las demás. El ser humano es un ser social. Sospechemos, por tanto, de las campañas que nos hablan en singular y nos impulsan a actuar individualmente, ya que no hacen más que reforzar la falsa idea de que las soluciones a los problemas sociales son individuales.

    Seminari Taifa: «Repite, reitera, recalca, remarca», en  eldiario.es ; Madrid : Diario de Prensa Digital, 2016-12-11 (extr. La Litera información)

  • I. Sáenz de Ugarte: «Para dirigir la lucha contra el cambio climático, Trump elige a un negacionista»

    El cargo [de responsable de la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA, en sus siglas en inglés)] ha recaído en Scott Pruitt, fiscal general de Oklahoma, el quinto estado en producción petrolífera en EEUU.

    No es sólo su Estado de origen lo que importa. Pruitt es prácticamente un negacionista o al menos alguien que niega que esté comprobado científicamente que el cambio climático se debe a la acción del hombre (que es precisamente lo que sostiene la inmensa mayoría de los científicos) . . .

    Pruitt siempre ha estado del lado de la industria de combustibles fósiles en todo tipo de demandas judiciales. El NYT demostró en 2014 que las cartas que envió a varios organismos públicos habían sido escritas antes por lobistas de la empresa Devon Energy, de Oklahoma. Pruitt sólo tuvo que ordenar que copiaran el texto en papel con membrete de la Fiscalía que dirige.

    Esas empresas han sido generosas con las campañas de Pruitt. Entre 2002 y 2014 recibió 318.496 dólares en donaciones procedentes del sector.

    Iñigo Sáenz de Ugarte: «Para dirigir la lucha contra el cambio climático, Trump elige a un negacionista», en el blog Guerra Eterna ; 7 de diciembre de 2016 (extr. La Litera información)

  • F. Lordon: «¿Política post-verdad o periodismo post-político?»

    . . . las redes sociales, nos explica Viner, son el lugar por excelencia de la post‑verdad, ya que encierran a sus miembros en «burbujas de filtro», esos algoritmos que les dan sólo aquello que quieren comer y no dejan que les lleguen ideas molestas, organizando así el vegetar en lo mismo, el auto‑refuerzo del pensamiento ajeno a cualquier perturbación. Se diría que estamos leyendo una descripción de la prensa convencional, que nunca ha sido otra cosa que una gigantesca burbuja de filtro . . . la «realidad» como argumento para clausurar cualquier discusión, es decir, la negación de toda política como posibilidad de alternativa . . .

    . . . . . . la gente obtusa, por su parte, sigue pensando que todavía hay mucho que hablar, y cuando todas las instituciones establecidas de la post‑política rehúsan atender este deseo elemental de política, se agarra a un clavo ardiendo, con tal que sea diferente.

    Frédéric Lordon: « Politique post-vérité ou journalisme post-politique ? » en  Les blogs du « Diplo » : La pompe à phynance, 22 noviembre 2016 (extr. y trad. La Litera información)

  • F. Lordon, « Politique post-vérité ou journalisme post-politique ? »

    . . . les réseaux sociaux, nous explique Viner, sont par excellence le lieu de la post‑vérité car ils enferment leurs adhérents dans des « bulles de filtre », ces algorithmes qui ne leur donnent que ce qu’ils ont envie de manger et ne laissent jamais venir à eux quelque idée contrariante, organisant ainsi la végétation dans le même, l’auto‑renforcement de la pensée hors de toute perturbation. Mais on croirait lire là une description de la presse mainstream, qui ne se rend visiblement pas compte qu’elle n’a jamais été elle‑même autre chose qu’une gigantesque bulle de filtre ! . . . la « réalité » comme argument fait pour clôturer toute discussion, c’est‑à‑dire évidemment la négation de toute politique comme possibilité d’une alternative . . .

    . . . le peuple obtus continue, lui, de penser qu’il y a encore matière à discuter, et quand toutes les institutions établies de la post‑politique refusent de faire droit à cet élémentaire désir de politique, alors ce peuple est prêt à saisir n’importe quelle proposition, fût‑ce la pire, pourvu qu’elle soit celle d’une différence.

    Frédéric Lordon, « Politique post-vérité ou journalisme post-politique ? » dans  Les blogs du « Diplo » : La pompe à phynance, 22 novembre 2016 (extr. La Litera información)

  • O. Rodríguez: «Trump, Pinochet y nuestros hijos de puta»

    El modelo de voracidad que nos ha llevado hasta aquí está agotándose, porque la gente ha sido capaz de ver su verdadero rostro. Y ante ello, el establishment, lejos de reconocer que es hora de más democracia, prefiere una huida hacia adelante con la esperanza de poder seguir como hasta ahora, a costa del resto. Y por supuesto, a costa del planeta, que sufre el vertiginoso aumento del cambio climático . . .

    El modelo económico actual no hace ascos a quien se ajuste a sus dictados. Ya en los años setenta prefirió a dictadores sanguinarios como Videla o Pinochet que a gobernantes demócratas dispuestos a aplicar medidas al servicio de los intereses de la mayoría social . . . No importa cómo sea el gobernante si sabemos que va a estar de “nuestro lado” en las medidas económicas. Lo resumió con claridad Franklin Delano Rooselvelt refiriéndose al dictador nicaragüense Tacho Somoza: “Sí, es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”.

    Olga Rodríguez: «Trump, Pinochet y nuestros hijos de puta», en  eldiario.es ; Madrid : Diario de Prensa Digital, 2016-11-22 (extr. La Litera información)

  • R. Falkvinge, sobre el poder de la narrativa

    Si tienes el poder de la narrativa, nunca más necesitarás dinero en tu vida: puedes ser literalmente un dios andando entre los hombres, al menos por lo que a ellos concierne. El poder de la narrativa, la capacidad de decidir por los demás dónde está la verdad y dónde la mentira, es el mayor poder que ha existido en cualquier sociedad humana, desde las tribus de la sabana . . .

    Los medios de comunicación establecidos creen sinceramente que todavía tienen ese poder, como hace cincuenta años. Lo tenían antes de Internet. Están construídos, conformados y definidos alrededor de la creencia institucional de que tienen el poder de la narrativa, y son intrínsecamente incapaces de dejar de creerlo. Por lo tanto, cuando los medios de toda la vida dibujan una imagen coherente, unificada, y en el mundo sucede algo inconsistente con esa imagen unificada, esos medios creen que el mundo se va al garete.

    Rick Falkvinge: «Elections, the Internet, and the Power of Narrative», en Privacy News Online ; Los Angeles : London Trust Media, 2016-11-10 (extr. y trad. La Litera información)

Página 1 de 7

La monogamia es el único pacto social, junto con el patriotismo (la otra gran forma de monogamia) que es intocable, incuestionable. Hemos dejado de creer en dios, en el capital, en el patriarcado y en los telediarios. Nos hemos cargado la virginidad obligatoria, el matrimonio obligatorio y la heterosexualidad obligatoria . . . pero al llegar a casa acabamos refugiadas en el esquema conocido de siempre: una cosa es ser liberal y otra cosa muy distinta es ser cornuda . . .

. . . si nuestro amour nos pidiese dejar de hablar con los demás de por vida nos parecería aberrante y saltarían todas las alarmas del maltrato. Pero al tiempo que pensamos el amor como un sentimiento exclusivo, pensamos el sexo más como un vicio que como una parte esencial del ser, necesaria y constituyente de la vida. Por eso cuesta tanto reivindicar y defender la diversificación sexual . . .

El cambio de paradigma que propone la ruptura de la monogamia obligatoria no es la banalización definitiva de los amores, sino todo lo contrario: el compromiso final, el que late en el fondo de los compromisos políticos, ideológicos y sociales, pero que es bastante más jodido, bastante menos vistoso y bastante más arriesgado.

Brigitte Vasallo: «Romper la monogamia como apuesta política», en pikaramagazine.com ; Bilbao : EME Komunikazioa, 2013-03-22 (extr. La Litera información)

0
0
0
s2smodern